Tierra levantada


reforzando lo propio

Comprendí que lo ilegitimo cubre sus calles con retículas imperfectas, respondiendo a cada historia de necesidad fundada, cada casa devela la mezcolanza de territorios dejados; que una vez mandeleros, chocan y se conectan, reforzando o rechazando el papel otorgado por el resto de la ciudad. Las tensiones más allá de las metáforas se pueden palpar entre patios, cuadras o sectores haciendo parte de esa resistencia que visibilizo entrecortada y permanente, que apretuja y perpetua el carácter de cada uno de nosotros.

Hemos levantado nuestra propia tierra, defendiéndola,reforzándola y reconstruyéndola en una constante cargada de fuerza y  recursividad, y esta casa que es casa de casas justo representa simbólicamente eso. Un Mandela  palpable entre pisos, paredes y techos, entre sala, cocina, baño y cuartos; con la recibida desde la Terrazona llena de verde, con la acogida del palo de tamarindo del patio y los callejones llenos de matas medicinales y de consumo.

Esta casa se abre y se expande reafirmando que Mandela merece  sostener su dignidad, siendo capaz de rechazar todo estado de incapacidad, manteniendo la  resistencia que transforma esta tierra y transformando la mirada de los demás.

 

 1. Los Trupillos.
 2. La Emparapetadera.
 3. El Lote.
 4. El Plano.
 5. La Casa.
 6. Recorridos.
 7. Materiales.
 8. Paso a Paso.
 9. El Armado.
 10. El Carpintero.